Menu

Retroceso: El Reclutamiento de Nazis por Parte de los Estados Unidos y su Efecto en la Guerra Fría

El autor Christopher Simpson discute su libro titulado Blowback: America's Recruitment of Nazis and its Effect on the Cold War (Retroceso: El Reclutamiento de Nazis por Parte de los Estados Unidos y su Efecto en la Guerra Fría). El interés de Simpson sobre el tema, inició durante el juicio de deportación de Otto Van Bolschwing, quien argumentó contra su deportación de los Estados Unidos al señalar que la CIA lo había introducido en los Estados Unidos. Simpson ha obtenido información a través de las demandas de la Ley de Libertad de Información de que Estados Unidos buscó a todos y cada uno de los agentes para combatir el “expansionismo” soviético al final de la Segunda Guerra Mundial. El servicio exterior comenzó a reclutar en los Interrogatorios de Prisioneros de Guerra, y ayudó a muchos criminales a evadir los juicios por crímenes de guerra. Simpson concluye que el servicio exterior, creó la Guerra Fría para asegurar el presupuesto del Pentágono después del final de la Segunda Guerra Mundial.

English version

Alan Fong Buenos días, soy Alan Fong de Noticias y Asuntos Públicos KPFK. Nuestro invitado es Christopher Simpson, y él es el autor de un nuevo libro llamado Blowback: America's Recruitment of Nazis and Its Effect (Retroceso: El Reclutamiento de Nazis por Parte de los Estados Unidos y su Efecto en la Guerra Fría). Quiero preguntarte, Christopher, solamente comencemos con, esta historia sobre el Reclutamiento de nazis en los Estados Unidos, esto es algo que viene en muchos fragmentos para todos nosotros en la costa oeste, básicamente a 3,000 millas del centro de información.

Pero, viene a nosotros en muchos [00:00:30] fragmentos, y al principio nos dimos cuenta del tema, al menos yo me di cuenta, a través de las audiencias Irán-Contra y de algunos materiales de apoyo que recibí de la Organización Reinhard Gehlen; una red de inteligencia que fue si se quiere, llevada fuera, de la República Alemana, al servicio estadounidense en 1945 y finalmente se convirtió en la clave de mucha información de inteligencia de Estados Unidos [00:01:00] con respecto a los soviéticos en el período de la Guerra Fría. ¿Para usted, dónde comenzó la historia, sobre el reclutamiento de nazis por parte de los Estados Unidos?

Chris Simpson Bueno, algunas de las primeras investigaciones se han derivado de un caso que estuvo aquí en California. El Departamento de Justicia intentaba deportar a un hombre llamado Otto von Bolschwing; esto fue tal vez hace seis u ocho años. Von Bolschwing era un veterano de las SS, veterano del partido nazi, y había estado involucrado en un programa en Bucarest, Rumania, en el que habían asesinado a unas 600 [00:01:30] personas. En la defensa de von Bolschwing, al tratar de deportarlo, esencialmente dijo, “No pueden deportarme, la CIA me trajo a los Estados Unidos”. Esto llamó mi atención, y cuando comencé a investigar este caso, descubrí que había otros casos similares.

Alan Fong ¿Qué tan fácil ha sido tu acceso a este tipo de información? Has descubierto que ha habido una cantidad de casos similares; [00:02:00] ¿La FOIA ha sido fundamental para esto?

Chris Simpson La FOIA, la Ley de Libertad de Información, es una ley muy importante. Es una ley imperfecta, pero a pesar de ello, ha sido muy útil en esto. El acceso, hablando los estándares mundiales, creo que ha sido bastante fácil. Sin duda, es más fácil obtener este tipo de información en los Estados Unidos que en la mayoría de los demás países. Sin embargo, no, el gobierno no facilitó que hiciera esto. Muchos de los archivos [00:02:30] del gobierno, habían sido purgados; muchos aún permanecen clasificados. Algunos de los archivos del gobierno, puede decirse, que fueron creados en primer lugar para ser noticia de portada y memorando de CYA; en la burocracia, es del tipo de memorandos 'cuida tu trasero'. La técnica de investigación más efectiva para llegar a comprender cómo funcionaban los programas de reclutamiento nazis, y su efecto en Estados Unidos, era casi [00:03:00] como un mosaico, o el ensamblaje de un rompecabezas, en el que ni siquiera estás seguro de cuál es la imagen del rompecabezas.

Pero, básicamente, una técnica que funcionó muy bien es que llevas la documentación del Departamento de Estado sobre un tema determinado, y luego la comparas con la documentación del Pentágono, luego la comparas con la documentación del Ejército, y así sucesivamente. Y, [00:03:30] si haces esto cuidadosamente y sistemáticamente, después de un tiempo, comienza a surgir una imagen.

Alan Fong ¿Estabas en California en el momento del caso von Bolschwing?

Chris Simpson En parte, sí, sí. Vine aquí e hice algunas entrevistas y algunas investigaciones, y así sucesivamente.

Alan Fong ¿Cómo te interesaste en el tema, generalmente, si ese fue uno de los catalizadores?

Chris Simpson Yo soy un hijo de mi generación. Nací cuando tenían las audiencias de McCarthy, mientras yo estaba en mi cuna, y en la escuela primaria, hubo un asesinato [00:04:00] de Kennedy; en la escuela secundaria, era Vietnam, un poco más tarde, fue Watergate. Los asuntos de inteligencia y la función de inteligencia en nuestra sociedad ha sido un tema central de la política estadounidense durante los últimos 30 años.

Alan Fong Entonces, volviste a ver algunas de las raíces de esto, la Ley de Seguridad Nacional de 1947, por supuesto, crea la Agencia Central de Inteligencia de las cenizas de la antigua Oficina de Servicios Estratégicos. Regresaste a ver [00:04:30] las raíces de esto, y el libro comienza con una conferencia de prensa maravillosa, realizada por el Departamento de Justicia sobre Klaus Barbie. Pero lo que me gustaría hacer, si se quieres, es iniciar con la invasión alemana de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Chris Simpson Claro, claro. Es necesario, al menos, comienza eso en esa fase, si no antes, para comprender lo que sucedió aquí. Los nazis [00:05:00] le declararon la guerra a la URSS y hubo una invasión tipo blitzkrieg. Su plan inicial era conquistar la URSS en una cuestión de meses literalmente, y por un tiempo, parecía que en realidad podían lograrlo. En las áreas que ocuparon los alemanes, establecieron una gama de diferentes tipos de gobiernos Quisling que eran atendidos por los colaboradores locales en esas áreas. Vinieron con alcaldes, jefes de policía, policías, la milicia [00:05:30] y así sucesivamente; todos ellos jugaron un papel muy importante en la estabilización, o estabilización temporal, del poder nazi en las áreas ocupadas.

También desempeñaron un papel muy importante en una cantidad de campañas de asesinatos masivos, muy particularmente dirigidas a los judíos, pero también dirigidas a otros grupos de nacionalidad y otros criminales políticos, o a los llamados criminales, a los ojos de los nazis, en la Unión Soviética. Estas personas, estos colaboradores fueron [00:06:00] responsables de crímenes realmente extraordinarios que involucraron masacrar a un millón de personas en tan solo unos meses. Hacer esto es algo bastante difícil, solo desde un punto de vista simplemente logístico, sin considerar el aspecto de la ética.

Lo que sucedió es que los alemanes estaban divididos sobre la forma cómo usar estos Quislings [Quisling se convirtió en sinónimo de la palabra “traidor” o “colaborador” en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial] y sus colaboradores. Hubo diferentes argumentos [00:06:30] entre los nazis sobre cuál era la mejor forma de utilizar a estas personas, así que hubieron muchos vaivenes, y luchas de partidos sobre los tipos de relación entre los grupos colaboracionistas y Berlín. Y esas luchas entre partidos, por cierto, más tarde se volvieron importantes.

Te daré un ejemplo: digamos, por ejemplo, una organización nacionalista ucraniana, OUN. Ahora, durante los primeros meses de la [00:07:00] invasión nazi de la URSS hubo una colaboración abierta entre el OUN y los nazis. Ucrania es parte de la Unión Soviética, que es étnicamente distinta, y ha tenido una larga historia de resistencia y descontento, tanto durante el período zarista, como durante el período posterior a 1917, entre Ucrania, por un lado, y el gobierno central en Moscú, por otro lado.

[00:07:30] Durante los primeros meses de la invasión, los nazis tuvieron a los activistas de OUN en su nómina, y los colocaron como policías, gobernadores y alcaldes, entre otros, dentro de la zona de ocupación. El OUN se veía en sí mismo como el gobierno de un país fascista independiente del Eje que iba a ser igual a Alemania, en el mismo sentido en que Hungría se alió con Alemania o Italia. Bueno, los nazis [00:08:00] tenían una visión racial del mundo en el que los pueblos eslavos, los ucranianos, son un grupo de nacionalidad eslava, están a tan solo medio paso por encima de los judíos; y ciertamente debajo de los nazis, por lo menos como los arios nazis pensaban.

Una vez que la utilidad de la OUN para demostrarle al mundo que [00:08:30] las personas de la Unión Soviética, habían supuestamente acogido calurosamente la invasión alemana, porque el OUN estaba allí para darles pan y sal y así sucesivamente, para permitir que los nazis entraran. Una vez que esa fase había pasado, los nazis traicionaron al OUN. Es porque ellos no tenían la intención de dejarlos que fueran un país independiente y fascista. El OUN fue, hasta cierto punto, forzado a la clandestinidad; y en esa etapa, hubo una relación más complicada entre los alemanes y el [00:09:00] OUN.

La cuestión aquí es que había relaciones muy complejas y cambiantes entre el país imperial, el dominante, la Alemania nazi y sus diversos aliados menores, que a veces los respaldaban, a veces no. Al final de la guerra, los colaboradores se retiraron de la Alemania nazi con las fuerzas alemanas que retrocedieron. Al final de la guerra, los [00:09:30] estadounidenses vieron a muchos de estos grupos colaboracionistas y concluyeron que, “Bueno, ellos son de nacionalidad soviética, o de una de las nacionalidades soviéticas, hablan el idioma, tienen un poco de experiencia de la vida en la Unión Soviética, tienen información de inteligencia,” etcétera y así sucesivamente. “Los meteremos en nuestro equipo. Los contrataremos, los protegeremos, etc.”, los mismos grupos que colaboraron con Berlín. La justificación [00:10:00] era utilizar a estas personas como operativos de guerra psicológica en diferentes tipos de operaciones encubiertas; sabotaje, guerra de guerrillas y demás, destinados para los soviéticos.

Alan Fong Llegaremos a eso. Está claro que los británicos, los estadounidenses, los franceses y los rusos ven a muchos de estos pueblos eslavos como “activos”. Utilizaré esa palabra para la opinión de la CIA de los pueblos nativos. Pero, en el capítulo [00:10:30] nos damos cuenta de que has llegado, a lo que llamamos “Matanza en el Frente oriental”; aprendemos sobre un grupo llamado Equipo de Ataque de Alsacia. Está encargado, entre otras cosas, de extraer ambos activos, en términos de experiencia humana, y minerales, y documentos valiosos; se encarga de extraer elementos del programa atómico alemán a Estados Unidos. Quiero ver eso, porque esta es la visión- [00:11:00] aquí es donde, si la gente está al tanto del reclutamiento de los nazis en Estados Unidos, esto tal vez es donde inicia el conocimiento general: el reclutamiento de figuras como Wernher von Braun y Walter Dornberger en el programa de cohetes de Estados Unidos, si así lo consideras.

Chris Simpson Bien. El asunto con los científicos alemanes es bastante conocido; hay una conciencia popular al respecto. Algo importante que hay que entender sobre cómo funcionó esto es que [00:11:30] hay diferentes tipos de nazis, hay diferentes grados de responsabilidad que tiene la gente por los crímenes nazis. Ahora, Wernher von Braun siempre se presentó a sí mismo diciendo: “Ah, bueno, yo soy solamente un técnico. No tuve ninguna responsabilidad por el Holocausto, no tuve responsabilidad por los terribles crímenes nazis”. Hay algo de verdad en su afirmación, pero también hay otro lado de la historia de von Braun, que es importante que entendamos [00:12:00] para obtener un panorama completo.

Von Braun recibió membresía honoraria en las SS por 10 años. Él fue un miembro honorario del partido Nazi. Quizás más importante, usaba estos “honores”, si es que ser un hombre de las SS es un honor, para avanzar en su carrera; para obtener fondos para sus proyectos, para elevarse más alto en la burocracia. Ahora, aquí hay un tipo que trabajó como técnico y científico en un programa, los cohetes [00:12:30] fueron construidos por trabajadores esclavos que eran albergados en el campo de concentración de Nordhausen. Durante el curso de este programa, alrededor de 20,000 seres humanos fueron explotados hasta que murieron en Nordhausen. Von Braun o sus defensores insistían en que él no tuvo control sobre estos trabajadores esclavos; tal vez sea así, eso puede debatirse. Pero aquí, sin embargo, hay un hombre que está dispuesto a cruzar un campo de concentración lleno de cadáveres para avanzar en su carrera, [00:13:00] para ascender en la burocracia nazi.

Tal vez, esto no lo hace un criminal de guerra, pero tampoco lo convierte en un héroe. Después de la guerra, von Braun fue señalado como el tipo de alemán que los estadounidenses querían tener en su equipo. Y, por cierto, es importante tener en cuenta que los otros potencias en la región, los británicos, franceses, soviéticos también reclutaban sistemáticamente a los especialistas alemanes, científicos alemanes de diversos tipos, [00:13:30] y muchos otros de los científicos alemanes tuvieron historiales, más o menos, similares a los de von Braun. Los científicos se convirtieron en el punto de una brecha que abrió una diversidad de procedimientos burocráticos, procedimientos burocráticos secretos en las agencias de inteligencia estadounidenses, y también racionalizaciones psicológicas, si se quiere, sobre porque Estados Unidos estaba supuestamente interesado en [00:14: 00] utilizar nazis para varios proyectos de inteligencia. Los científicos estaban menos comprometidos por su servicio a la Alemania nazi que ciertos otros grupos, por lo que se convirtieron en la nariz del camello en la tienda.

Alan Fong Weidenfeld & Nicolson es el editor del nuevo libro tutulado Blowback: America's Recruitment of Nazis and Its Effects on the Cold War. (Retroceso: El Reclutamiento de Nazis por Parte de los Estados Unidos y su Efecto en la Guerra Fría). Soy Alan Fong de KPFK, y estamos hablando con Christopher Simpson, autor de Blowback (Retroceso). Este reclutamiento de científicos y expertos [00:14:30] se convirtió en un programa de inmigración completo, si puede decirse. Lo siento, había que seguir los programas completos de inmigración, simplemente llamemos a esto un programa especial de inmigración. Primero se le conoció como Project Overcast (Proyecto Cubierto), y luego Project Paperclip (Proyecto Sujetapapel), creo. Analicemos, por así decirlo, qué papel desempeñaron las agencias de los EE. UU. Y el ejército, principalmente las agencias del Ejército, en el desarrollo de estos programas de reclutamiento.

Chris Simpson está bien. Primeramente dos cosas: [00:15:00] de dónde vinieron y adónde fueron. Al principio, y al inicio, aquí, estoy hablando de 1944, 1945; estos fueron básicamente una forma expandida de interrogación de prisioneros de guerra. Habíamos capturado a estos científicos alemanes y los interrogábamos, ya que podríamos interrogar a cualquier otro prisionero de guerra militar. Pero poco a poco, se transformaron y cambiaron, y se [00:15:30] convirtió no tanto en un interrogatorio de prisioneros de guerra, sino en el reclutamiento de prisioneros de guerra, técnicos alemanes altamente especializados para una variedad de programas militares estadounidenses; guerra química, electrónica, cohetes, por supuesto, son los más conocidos, guerra submarina, diferentes tipos de blindaje de tanques y este tipo de tecnologías.

Pero, a lo mejor más importante en el contexto actual que estos científicos, es [00:16:00] este paso que facilitó el reclutamiento de agentes de inteligencia. En la Alemania nazi, la mayor parte del complejo de inteligencia fue ejecutado como parte de Schutzstaffel, o SS, que es la estructura policial de la Alemania nazi. Las personas que estaban a cargo de la inteligencia en la Unión Soviética eran las mismas personas que habían participado en los escuadrones de asesinatos en masa durante los primeros meses de la invasión; [00:16:30] y, de hecho, las SS enviaba a algunos de sus “mejores” oficiales al frente oriental, específicamente para participar en misiones de asesinatos masivos como un medio para ser insensibles al derramamiento de sangre, que fue, en la opinión nazi, una forma particular de virtud. Así que estos mismos tipos que habían participado en los programas de asesinatos en masa se convirtieron en expertos en inteligencia de la Alemania nazi en la Unión Soviética.

Esas personas eran [00:17:00] también científicos, de algún tipo, al menos a los ojos de algunos especialistas de inteligencia occidentales. Quisimos reclutarlos de la misma forma que los tipos de ciencia más sólidos, los físicos, estaban siendo reclutados. Mientras que la criminalidad de los científicos, de los científicos de cohetes, está más abierta al debate y es más complicada, la criminalidad de las personas que participaron en las misiones de asesinatos en masa es muy clara. Cuando contratamos [00:17:30] al complejo de inteligencia de la Alemania nazi, inevitablemente contratamos a los criminales de guerra.

Alan Fong Una de las personas clave para eso, es por supuesto, Reinhard Gehlen. Pero antes de que veamos la red de inteligencia nazi y la oferta de Gehlen a los Estados Unidos, una de las cuales fue titulada The Russian High Command and Its Concept of Strategy (El Alto Mando Ruso y su Concepto de Estrategia), quiero que ver contigo, Christopher, la definición de un criminal de guerra. Creo que aquí, tenemos un concepto, el que en la mente popular, puede ser bastante [00:18:00] obvio, que evoluciona en una noción completamente diferente; porque a medida de que la utilización de los nazis se va generalizando, la definición de criminal de guerra cambia. Esa es una de las inquietudes, la evolución de esta definición, por la que tenemos que preocuparnos.

Chris Simpson, Sí. La articulación básica de esto surgió en una ley particular que fue instituida por los Aliados [00:18:30] en 1945 que se llama Ley Número 10 del Consejo de Control Aliado; y leeré algunas partes de esto para ustedes. En primer lugar, habla de crímenes de en contra de la humanidad, y se define así: “Atrocidades y delitos, incluidos, entre otros, asesinato, exterminio, esclavización, deportación, encarcelamiento, tortura, violación, otros actos inhumanos cometidos en contra”, y esta es una parte importante, “de una población civil, [00:19:00] o persecuciones por motivos raciales, políticos o religiosos”. Entonces, hay otras disposiciones. Hay un término, crímenes de guerra, y eso incluye muchos tipos de cosas; pero cuando son cometidos por un ejército, un ejército de ocupación contra una población civil. Y luego, finalmente, hay algo llamado crímenes contra la paz, el que básicamente es el inicio de una guerra agresiva en violación de un tratado.

Esto puede parecer [00:19:30] una gran cantidad de detalles legales, pero lo importante de entender es que hubo una base legal para el enjuiciamiento de los criminales de guerra nazis a raíz de la guerra. Esto no es simplemente una cuestión de venganza, ni de desquitarse con los alemanes, ni nada por el estilo; esta fue una respuesta civilizada a la criminalidad extraordinaria por parte de la Alemania nazi.

Alan Fong No puedo empezar [00:20:00] a describir las atrocidades expresadas palabras en el nuevo libro de Christopher Simpson, Blowback (Retroceso); pero está muy claro que, como dijo hace unos momentos, mucha de la información sobre el Alto Mando soviético provino de los oficiales de inteligencia alemanes de alto nivel, que fueron al frente oriental e interrogaron a los prisioneros de guerra, y [00:20:00] utilizaron esa información para desarrollar una idea de cómo era el Alto Mando Ruso. En el proceso, por supuesto, esos prisioneros de guerra murieron de hambre. Fueron utilizados como fuentes de información, y al igual que los judíos, al final fueron descartados. O, lo siento, los judíos ni siquiera fueron utilizados en esa capacidad, para empezar fueron descartados con el desarrollo, si puede decirse, la organización Gehlen.

Chris Simpson Por supuesto. ¿De todos modos, quién es Reinhard Gehlen? [00:21:00] Gehlen fue la principal fuente de información de los Estados Unidos sobre la URSS, y particularmente sobre el Ejército Rojo soviético durante la Guerra Fría. Esto lo coloca en una posición extraordinariamente importante y fundamental, porque aquí estamos, realmente, aprendiendo sobre la Unión Soviética desde 1945 en adelante; porque antes de ese momento, sabíamos muy poco sobre la Unión Soviética. Nuestro maestro durante este tiempo [00:21:30] es un hombre que tiene una agenda ideológica clara de extrema hostilidad hacia la Unión Soviética. Y no solamente estoy hablando de ser un anticomunista; estoy hablando de un hombre que participó personalmente en crímenes de guerra y, en segundo lugar, quien consideró como su propia misión, erradicar a la Unión Soviética. Y, sin embargo, esta es la persona en la que confiamos para la gran mayoría de nuestra inteligencia sobre la Unión Soviética y el Ejército Rojo.

Ahora, ¿cuál fue el papel de Gehlen durante la guerra? [00:22:00] Gehlen fue un oficial de inteligencia muy exitoso durante la guerra, al grado en que los alemanes tuvieron éxito, en todo; la prueba de ello está aquí en el postre. Los alemanes perdieron, por lo que no pudo haber tenido tanto éxito. Con esa advertencia, él muy bueno en su trabajo. ¿Y qué hizo él por su trabajo? Bueno, en los primeros meses de la guerra, el ejército alemán capturó en alguna parte de entre tres a cuatro millones [00:22:30] de prisioneros de guerra soviéticos. Él los había dirigido a campamentos, y lo hizo, de forma bastante intencional, y muy sistemáticamente mató de hambre a estas personas durante un período de aproximadamente dos años.

El rol de Gehlen en esto, es que él iba a estos campos; sus hombres eran principalmente los interrogadores que recogían información sobre la Unión Soviética, sobre la posición del Ejército Rojo en el frente, y cómo estaban equipados, y qué unidades estaban en que ubicaciones, [00:23:00] y este tipo de información de estos prisioneros de guerra. La tortura fu utilizada en algunas ocasiones, pero comúnmente, francamente, fue utilizada la inanición sistemática en los campos. Las personas, de todos modos, algunas personas cooperaban con los nazis con la esperanza de no morir de hambre. Gehlen también dirigió muchas misiones encubiertas contra los soviéticos, detrás de las líneas de misiones, sabotaje y en [00:23:30] este tipo de cosas, involucraba a personas que eran reclutadas fuera de estos campamentos.

Pero en este sentido, su papel en estos campamentos de inanición es importante; es porque es algo similar al rol de los médicos del campo de concentración. Tenías a Josef Mengele del mundo quien se suponía que hizo una investigación científica sobre qué tan rápido tardaba un ser humano en morir si estuviera inmerso en el agua congelada del mar o algo así. ¿Qué es eso? Eso es [00:24:00] la extracción de información a partir de la destrucción de seres humanos. ¿Qué está haciendo Gehlen? Está extrayendo información a partir de la destrucción de seres humanos, y en una escala masiva. Sin embargo, después de la guerra, fue considerado demasiado valioso como para ser llevado a juicio como un criminal de guerra, y mucho menos, para entregarlo a los soviéticos.

Ahora, los soviéticos querían a este tipo realmente malo. Es porque, en su opinión, él había sido el responsable de esta campaña de inanición; [00:24:30] pero al contrario, lo contratamos y lo protegimos. Los rusos sabían que esto estaba pasando, aun si el pueblo estadounidense no lo sabía, por lo que creaste una situación en las primeras conferencias inmediatamente después de la guerra. La Conferencia de Potsdam, y hubieron muchas otras conferencias similares en las que los diplomáticos de ambos lados, los diplomáticos rusos y los diplomáticos estadounidenses se sentaban a la mesa y se hacían muchas propuestas entre sí. [00:25:00] Ambas partes estaban tratando de evaluar: “¿Qué tan sincero es el otro lado? ¿Esta gente está actuando bien con nosotros?” Observaban más allá de la mesa, y miraban que estábamos contratando a Gehlen; un hombre al que consideraban un criminal de guerra importante, y que consideraban, con alguna justificación, que era muy peligroso para ellos.

Su percepción del rol de los Estados Unidos en estas negociaciones se vio inmediatamente debilitado, allí se produjo una desconfianza inmediata. [00:25:30] Esta desconfianza aumentó y se intensificó, y se convirtió en un componente importante de la Guerra Fría.

Alan Fong Aunque la justificación para reclutar a gente como Gehlen, y algunos a sus secuaces, Franz Six y Emil Augsburg que mencionas en el libro. Si bien el reclutamiento de Gehlen y sus secuaces tuvo la intención de proporcionar una buena y sólida información, con respecto al Ejército Rojo, el Alto Mando soviético, no está del todo claro que fuera así, de hecho, [00:26:00] el resultado; y en el capítulo titulado “Ojos y Oídos”, discutes, con ironía -tal vez usaré esas palabras- cómo la información de inteligencia proporcionada por Gehlen y sus colegas, de hecho, “vuelve a explotar”. Tal vez así es como quiero presentar el término “retroceso”. Se trata de operaciones encubiertas en el extranjero, que [00:26:30] tienen efectos reales en el país de origen. Observemos cómo la red de inteligencia de Gehlen dio forma a la Guerra Fría en nuestro perjuicio.

Chris Simpson Correcto, correcto. Por ejemplo, inmediatamente después de la Guerra Fría, Estados Unidos emprendió algo llamado The Strategic Bombing Survey (La Encuesta de Bombardeo Estratégico). Esto era, básicamente una encuesta de los lugares en donde los aviones estadounidenses [00:27:00] habían arrojado bombas en Europa durante la guerra, para ver cuál era el efecto de estas misiones de bombardeo. Esta encuesta fue por cierto, y no oficialmente completa, utilizada para recopilar información sobre lo que los soviéticos estaban haciendo dentro de la zona de ocupación rusa. Bien. Descubrió varias cosas diferentes que son importantes. Primero que todo, descubrieron que los rusos estaban destrozando la red ferroviaria alemana, la cual se extendía desde la zona de ocupación rusa en el este, [00:27:30] a la ocupación occidental, la zona de ocupación estadounidense y británica en el oeste.

Los soviéticos destruían estos ferrocarriles y los enviaban a la Unión Soviética como reparaciones de guerra. Es por la destrucción que los nazis habían arruinado el interior de la URSS. Esto es importante, porque el Ejército Rojo, en el 1945, era en gran parte un ejército conducido por caballos. No tenían un gran sistema motorizado. Cuando movilizaron sus tropas al frente, [00:28:00] las movilizaron en los trenes. Entonces, aquí tienes al Ejército Rojo, no construyendo líneas ferroviarias que podían hacer más fácil la trasportación de las tropas rusas hacia el Oeste, para un ataque tipo blitzkrieg o lo que sea, sin que en realidad las estaban destrozando.

Esta es una indicación bastante clara para los estadounidenses de que los soviéticos a corto plazo, no tenían intención de atacar a Alemania occidental. Sin embargo, Gehlen tenía un compromiso ideológico [00:28:30] con una representación muy agresiva de la Unión Soviética. En menos de 18 meses después de que los estadounidenses llegaron a una conclusión con sus propios recursos, los soviéticos no iban a atacar.

Lo que sucedió a raíz de eso, es que algunas de las tropas estadounidenses se habían desmovilizado; algunas de las tropas rusas también se habían desmovilizado al mismo tiempo. El presupuesto de defensa en los Estados Unidos se estaba cortado. Hubo [00:29:00] una crisis en el Pentágono, estaban preocupados por su presupuesto para 1948. Las personas de inteligencia del Pentágono cablegrafiaron al general Clay, que era, en ese momento, el principal oficial militar de los EE. UU, en Alemania Occidental, y este decía, tenemos crisis en nuestras manos; tenemos que intimidar al Congreso con su inteligencia para obtener los fondos necesarios para el presupuesto del próximo año. Clay, a su vez, [00:29:30] se volvió hacia Gehlen. Las mismas fuerzas soviéticas que el mismo Clay había aceptado unos meses antes eran incapaces de atacar a Alemania Occidental, y estaban, de hecho, completamente atadas con solo el trabajo de mantener el orden civil en las áreas de la zona de ocupación rusa.

Estas mismas fuerzas fueron cambiadas en sus definiciones. De repente, se convirtieron en nuevas tropas de asalto que estaban armadas, equipadas y listas para ir a la guerra; [00:30:00] y que los soviéticos, en esta etapa, supuestamente estaban a punto de atacar a Alemania Occidental. Clay usa esta información de Gehlen, la envía a Washington en un telegrama que dice, en efecto: “Me temo que un ataque soviético podría venir en cualquier momento”. El telegrama, por supuesto, se filtró rápidamente a la prensa, donde se convirtió en un gran susto de guerra en 1948. Si bien la mayoría de las personas no tienen conocimiento sobre esto hoy en día, [00:30:30] el hecho es que esto fue una vertiente importante y de relaciones Este-Oeste. Es porque llevó a ponerle los últimos clavos al ataúd, en cuanto a las posibilidades de, más o menos, las relaciones normales entre los Estados Unidos y la Unión Soviética en Europa en cualquier momento durante los próximos 30 años.

Alan Fong Quiero abordar esa pieza por pieza, y espero tener el tiempo suficiente, y que ustedes tengan ese tiempo suficiente para eso. Estamos hablando con Christopher Simpson, autor del nuevo libro llamado Blowback: America's Recruitment of Nazis and Its Effects on the Cold War. (Retroceso: El Reclutamiento de Nazis por Parte de los Estados Unidos y su Efecto en la Guerra Fría). Es una publicación de Weidenfeld & Nicolson, una editorial con sede en Nueva York.

Antes de que veamos algunas de las implicaciones de lo que tenemos aquí, hay una anécdota de esto, o hay una historia bien desarrollada en ese capítulo titulado “Ojos y Oídos”, que mira a un personaje llamado Grombach, un hombre de la Inteligencia del Ejército llamado John Grombach, y [00:31:30] los remanentes, por así decirlo, del grupo de información de la Oficina de Servicios Estratégicos llamado Investigación y Análisis, el grupo de R & A.

Hay técnicas que Grombach usa en contra del grupo OSS R & A que harán eco en los próximos años, la técnica más famosa, por supuesto, de Joe McCarthy. Es una técnica bien conocida; descríbenos la técnica y cuál es su impacto.

Chris Simpson Es básicamente la técnica de difamación. Es una historia antigua [00:32:00]. Grombach es un personaje fascinante, en una historia fascinante. Yo pude obtener su dossier de inteligencia del Ejército a través de la Ley de Libertad de Información, además de muchos otros materiales sobre Grombach. Y, por cierto, la CIA odia al Sr. Grombach hasta el día de hoy, y es una de las pocas personas a las que están dispuestos a criticar. De todos modos, esta es la historia: durante la guerra, hubo un conflicto. [00:32:30] Existe este mito de que las agencias de Inteligencia, estadounidenses o de otra persona, son totalidades monolíticas; las cuales operan como conspiraciones únicas y monolíticas, que tienen un único punto de vista, y así sucesivamente.

Esto no es realmente cierto. Lo que ves dentro de una agencia de inteligencia es una organización muy politizada, con diferentes partes que luchan entre sí por la autoridad para dirigir la organización y también por el análisis político. [00:33:00] En el período de posguerra inmediato, tuviste una pelea particularmente intensa. Esto es porque la agencia de inteligencia del Pentágono, y particularmente el análisis de inteligencia, en el cual el Sr. Grombach tuvo mucha influencia, estaban en conflicto con el grupo de análisis de inteligencia del OSS. El grupo de análisis de inteligencia de la OSS estaba un poco mejor informado que el del Pentágono, y [00:33:30] tenía una interpretación más objetiva de lo que los soviéticos estaban haciendo.

Lo que hizo Grombach fue que comenzó a recopilar información sobre este R & A, sección de investigación y análisis de la OSS. Estas eran las personas especializadas en darle sentido a todos los cientos, e incluso miles de informes de inteligencia que fluían a Washington cada día. A Grombach no le agradaba la R & A. Eran demasiado liberales para él, [00:34:00] él lo miraba de esa forma, así que comenzó a acumular suciedad en estas personas. Cuando vino un enfrentamiento, en los meses previos al establecimiento formal de la CIA, Grombach filtró información degradadora sobre los analistas de R & A, a muchos diputados de derecha en Capitol Hill, y también a algunos periódicos, lo que los llevó a tomar la habilidad del OSS para analizar [00:34:30] lo que los soviéticos estaban haciendo, dividirlo en 17 comités diferentes y esparcirlo por todo Washington. Cualquiera que haya tratado con la burocracia de Washington les dirá esto, que cuando se divide una agencia como esa, es el beso de la muerte; ya no pueden trabajar juntos.

Esto estaba sucediendo exactamente al mismo tiempo que Gehlen entraba por su cuenta en Europa. Tienes estos dos movimientos paralelos: uno, estamos contratando a Gehlen en Europa, estamos [00:35:00] confiando en él por más del 70% de toda la información que teníamos sobre la Unión Soviética durante este período crucial. . Mientras tanto, en Washington había una depuración dentro de las propias agencias de inteligencia, en las que cualquiera que fuera, Dios no lo quiera, un liberal, era expulsado de estas organizaciones. Y el Sr. Grombach particularmente presionaba a sus muchachos. El resultado total de esto, es que surgió, [00:35:30] en los primeros años de la administración Truman, un consenso, un consenso de la Guerra Fría, y un entendimiento de que el anticomunismo incondicional era la única ortodoxia que era aceptable en Washington; y que si tenías ideas diferentes, o bien perdías tu trabajo, o en primer lugar no tenía sentido en solicitar un trabajo.

El Sr. Grombach permaneció en las cercanías [00:36:00] durante un tiempo, y se involucró en algo realmente extraordinario. Algunos años después de este episodio, este episodio de depuración que discutíamos, la CIA, que para entonces ya se había establecido, había contratado a Grombach en una red que siguió manteniendo como una fuente de información sobre Europa. Algunas de las personas en la red de Grombach incluían a elementos rusos de extrema derecha, quienes [00:36:30] colaboraron con los nazis durante la guerra; algunos húngaros, que habían sido parte del Eje de gobierno de Hungría; y un general alemán de las SS, llamado Karl Wolff, quien es un importante criminal de guerra, y que finalmente fue declarado culpable en los tribunales de Alemania Occidental de dirigir un programa de asesinatos que se cobró la vida de casi 300,000 personas. Estos eran los hombres que estaban en la nómina de Grombach.

Grombach, por su parte, estaba en la nómina de la CIA. La CIA le pagaba alrededor de $1 millón al año para obtener información. Bueno [00:37:00] Grombach era un tipo muy ambicioso, y quería ser director de la CIA. Estaba a favor de un enfoque aún más agresivo y hostil del que la CIA tenía para tratar con los soviéticos. Grombach fue a la CIA y quería que ellos le dieran más dinero; él quería más poder. Cuando la agencia no le dio lo que quería, comenzó a recoger todo los sucio de la CIA, y de varios funcionarios de la CIA [00:37:30] y funcionarios del Departamento de Estado que, en su mayor parte, estaban conectados con lo que comúnmente se conoce como el establecimiento liberal oriental. El grupo de Harvard, Yale, los expertos de tipo Princeton, que fueron muy influyentes, tanto en la CIA como en el Departamento de Estado en ese período.

A Grombach no le agradaban; tampoco Joe McCarthy. Cuando la CIA no le dio a Grombach mucho dinero y poder como él quería, le llevó estos archivos a Joe McCarthy, los filtró a Joe McCarthy; [00:38:00] y en ese momento, McCarthy los utilizó para deshacerse de muchos liberales que definitivamente fueron liberales de la Guerra Fría, a quienes no les gustaban los soviéticos, pero que no eran tan derechistas como McCarthy. McCarthy utilizó la información para expulsar a estas personas de la administración. Creo que este es un ejemplo de retroceso, y cómo funciona el retroceso. Porque aquí, usted tiene las mismas personas que estaban pagando la cuenta por las actividades de Grombach, y Joe McCarthy se las puso en el cuello.

Alan Fong [00:38:30] Bien dicho. Quiero ver este consenso de la Guerra Fría que se está construyendo en la administración Truman. Hay un personaje fundamental, que sigue vivo hasta nuestros días: George Kennan, quien desarrolló la política de contención. Está claro que parte de la política de contención, con respecto a las Repúblicas Socialistas Soviéticas, incluye el uso de operadores encubiertos para acosar a los soviéticos en frente de sus [00:39:00] hogares. Es bajo una serie de programas que se desarrollan para entrenar y organizar a estos grupos nacionalistas de la Unión Soviética, es bajo una cantidad de programas para organizar y entrenar a estas personas, que la política de contención, que es implementada, al menos en cuanto a la descripción de Christopher Simpson ¿Qué sucede allí, Chris?

Chris Simpson Otra forma de hacer esta misma pregunta [00:39:30] es decir, y por ejemplo, en algunas otras estaciones de radio me han preguntado esto muy directamente. La pregunta es, bueno, realmente odiamos a los nazis, ¿verdad? ¿Para qué contratamos a esta gente? ¿No sabíamos quiénes eran? Así esto como funcionó. Los nazis no entraron en la habitación con una esvástica, estoy hablando después de la guerra, con una esvástica en la manga; y algunos de sus funcionarios del gobierno dicen: “O, contratemos a un grupo de nazis [00:40:00] y vámonos a la guerra contra los rusos”. No funcionó así. Así es como funcionó: a mediados de 1948, el Consejo de Seguridad Nacional tomó una decisión, y es conocida por el número de código y NSC 10/2; es solo un número de código. Y dentro de él, esta fue una declaración secreta de guerra contra la URSS, y dice, de forma bastante explícita, que Estados Unidos emprenderá una guerra de guerrillas en contra de la Unión Soviética, sabotaje, operaciones [00:40:30] encubiertas, sabotaje económico de muchas formas.

En ese momento no era de conocimiento público, y de hecho, la existencia misma de esta decisión iba a ser desconocida hasta el día de hoy, a excepción de que algunos de los escándalos que salieron de Watergate fueron tan profundos que la existencia de esta decisión finalmente fue empujada hacia el conocimiento público. Ese es el punto número uno. Hubo esta declaración de guerra encubierta. El punto número dos es que hubo una segunda [00:41:00] decisión que ocurrió poco después, y el número de código es NSC 20. Lo que sucedió, se conoce como la Doctrina de Contención; es una descripción de lo que era la estrategia básica de los estadounidenses para tratar con los soviéticos durante ese período.

Dice unas cuantas cosas interesantes. Antes que nada, dice que querían evitar una guerra total. Querían evitar una guerra abierta de tipo militar. Al contrario, querían contener [00:41:30] a la Unión Soviética, rodearla de estados hostiles y restringir a los soviéticos al máximo posible, y contribuir a las tensiones y esfuerzos dentro de la Unión Soviética; y especialmente a las tensiones y esfuerzos étnicos dentro de la Unión Soviética, que a veces son bastante profundos. Y para hervirlos en esta olla, por así decirlo hasta que, los soviéticos acordaran cooperar [00:42:00] con la agenda estadounidense para asuntos internacionales, o a que colapsaran en una guerra civil interna dentro de su propio país.

Y en ese contexto, hay un pasaje muy interesante. Dice que hay varios grupos de emigrantes diferentes, grupos políticos emigrados que desean regresar al poder en la Unión Soviética, cualquiera de los cuales, nosotros, en otras palabras: los estadounidenses, preferíamos estar en el poder en vez del actual gobierno; “Pero”, continuaron, “00:42:30] no vamos a favorecer a uno de estos grupos por sobre los demás. Apoyaremos a todos estos grupos que buscan derrocar a Stalin, y les ayudaremos, más o menos, igualmente con dinero, influencia política, contactos, armas si es necesario, etc.

Esa decisión, en el mundo de 1948, tuvo un significado muy claro. Significó que estos mismos colaboradores que habían trabajado con Berlín durante la guerra, las mismas personas que habían sido alcaldes, jefes de policía y editores de periódicos, como colaboradores de [00:43:00] los nazis durante la guerra, quienes habían huido de regreso a Alemania con el ejército alemán en retirada al final de la guerra. Estas eran las personas que querían volver al poder en la Unión Soviética. De eso es de lo que hablaban. Los nombres de algunas de estas organizaciones son el OUN ucraniano, la Organización de Nacionalistas Ucranianos. Entre las personas del patrimonio étnico ruso, hay una organización extremista llamada NTS, que se traduce más o menos como [00:43:30] Unión Nacional de Solidaristas. Esta es la forma en que les gusta traducirlo hoy en día. Durante el período nazi, la traducción fue mucho más cercana a la Unión Nacional Socialista. También, entre estos grupos hay escuadrones de SS, principalmente de Letonia, Lituania y Estonia. Estos son países bálticos, en la parte norte de la Unión Soviética.

[00:44:00] En nuestro proceso de tomar decisiones, no nos sentamos, particularmente en los niveles altos, no nos sentamos y decimos con franqueza lo que estaba sucediendo. Lo que hicimos fue desarrollar una serie de razonamientos y una especie de pantallas de humo verbales, lo en realidad nos permitieron apoyar a estas personas sin admitir quiénes eran ellos exactamente.

Alan Fong Estos grupos de emigrantes son abordados ampliamente en un nuevo libro [00:44:30] llamado Blowback: America's Recruitment of Nazis and Its Effects on the Cold War (Retroceso: Reclutamiento de nazis en los Estados Unidos y sus efectos en la Guerra Fría) de Christopher Simpson, que es un reportero y consultor de investigación, creo; si recuerdo en la parte trasera del libro, un consultor en algún trabajo de guion realizado en esta área, algún trabajo creativo realizado en esta área. No tenemos tiempo para verlo. Apenas hemos podido tocar, por así decirlo, el tema en cuestión. Yo [00:45:00] quiero hacer algunas preguntas de opinión para cerrar, pero quiero señalar que hay maravillosos capítulos sobre la inmigración de muchos de los grupos de emigrantes a los Estados Unidos; que hay un maravilloso capítulo titulado “Guerrillas para la Tercera Guerra Mundial”, en el cual, el rol de estos grupos de emigrantes está integrado en un plan maestro, que incluye las misiones estratégicas, es decir, bombardeos nucleares; y luego el paracaidismo [00:45:30] de estos grupos de emigrados, que los grupos de emigrantes, de hecho, fueron entrenados en Fort Bragg, Carolina del Norte, y ese es realmente el desarrollo del programa de las fuerzas especiales de los Estados Unidos que por supuesto continúa, hasta la actualidad.

Hay capítulos maravillosos titulados “Tuberías y Caños para Ratas”, que hablan sobre el rol del Vaticano en llevar a los grupos de emigrantes a los Estados Unidos; no, en lo absoluto, para simplificar un tema muy complejo. No quiero decir que el Vaticano participó ciegamente. Ellos [00:46:00] sabían, y ellos...

Chris Simpson Tendremos que hacer otra entrevista.

Alan Fong Eso espero, eso espero, sobre ese tema. Nos quedan unos 10, 15 minutos, Christopher, y quiero hacer algunas preguntas de opinión; porque creo que el libro, Blowback (Retroceso), es tan importe que plantea, por así decirlo, algunas preguntas, que, en términos de política pública, necesitan ser examinadas, y tal vez solo abordadas. ¿Qué tan difícil es, o ha sido [00:46:30] difícil, revertir el tipo de política de la Guerra Fría que hemos concebido? ¿Y eso no es necesario?

Chris Simpson Ha sido muy difícil. Parte de lo que sucedió en estos programas fue, a principios de la década de 1950, hubo una decisión de traer un número considerable de estos grupos de emigrantes de extrema derecha a los Estados Unidos, y apoyarlos aquí, con dinero y contactos [00:47: 00] con los funcionarios del gobierno, y apoyarlos en diferentes campañas de cabildeo, y así sucesivamente. Ahora, lo que se ve hoy en día, es que la extrema derecha tiene una medida de poder político real en los Estados Unidos. No controlan solamente al país, pero no obstante, simplemente mira la Casa Blanca, mira a Patrick Buchanan y así sucesivamente. La extrema derecha tiene una influencia sustancial en algunos sectores.

[00:47:30] Veamos a estos grupos, estos extremistas a la derecha. ¿Quiénes son, de dónde vienen? Lo que ves es que muchas de estas mismas organizaciones políticas extremistas de emigrantes de Europa del Este continuaron desempeñando un papel importante en la derecha radical en los Estados Unidos. De esa forma, juegan un papel en los asuntos internacionales. Esto no es solamente que yo lo digo. Por ejemplo, el senador Charles Mathias, escribiendo a los asuntos exteriores [00:48:00] específicamente señaló a algunos de la CIA, aunque no reconoce que son programas de la CIA, pero algunos de estos programas de emigrantes de derecha, juegan un papel muy importante en la obstrucción de las iniciativas comerciales Este-Oeste, y bloqueaban las iniciativas, como las que sucedieron, durante la administración Kennedy y Johnson para establecer mejores lazos Este-Oeste y enfriar, o al menos administrar mejor la carrera de armas nucleares.

Un ejemplo más reciente: [00:48:30] el tratado SALT 2. ¿Qué paso ahí? Esta es una historia complicada, pero básicamente lo que sucedió es que hay una organización en Washington, se llama Consejo de Seguridad Estadounidense. En general, es considerado como uno de los grupos de presión más efectivos, pro-armamentista, pro-militar en Washington DC. Ellos recolectan decenas de miles de dólares para los principales contratistas militares, y luego distribuyen ese dinero para las campañas del Congreso, [00:49:00] para el congresista que vota a favor de muchos proyectos de ley de gastos militares. Esa organización, fue la principal organización que intentaba detener el tratado SALT 2; y creó algo llamado la Coalición por la Paz a Través de la Fortaleza, la cual fue una coalición, un gran número de organizaciones de extrema derecha que se opusieron a este tratado con la Unión Soviética.

Ellos publicaron su lista de membresía, o al menos [00:49:30] los nombres de las organizaciones miembros en la Coalición por la Paz a través de la Fortaleza, y puedes bajar en esa lista, y verás que entre el 15 y el 20% de las organizaciones en esta coalición son los mismos grupos de emigrantes extremistas de Europa del Este; el Congreso Mundial Eslovaco, y este tipo de cosas. Aquí hay una organización, que aún publica revistas que elogian a Jozef Tiso, quien fue colaborador nazi en Eslovaquia, cuya administración [00:50:00] durante la guerra cobró la vida de 70,000 personas, incluyendo muchos niños; y sin embargo, él es un héroe para estas personas. Grupos similares entre los emigrantes croatas a este país, ucranianos, etc.

Ahora, es importante no suponer, y no pensar que solo porque una persona es de Europa del Este, está de alguna forma vinculada con uno de estos grupos extremistas. Sin duda ese no es el caso. Pero el hecho es que estos grupos extremistas, [00:50:30] los grupos marginales de la derecha, juegan un papel importante en las comunidades de Europa del Este en este país, y luego juegan un papel en los grupos de interés de derecha, como el Consejo de Seguridad Estadounidense. Y ese grupo, al utilizar dinero para grandes corporaciones, juega un papel muy importante en el Capitolio.

Alan Fong Tenemos unos menos minutos de los que pensé que teníamos, pero quiero preguntarte, en una nota de cierre, uno de los puntos del libro, Blowback, es una súplica para [00:51:00] la discusión y una divulgación de información mayormente retenida en secreto, muy clasificada; necesaria para el público, sin duda para que los periodistas le presenten el tema al público, pero para que el público pueda hablar sobre los efectos secundarios de estos programas que han existido desde la Segunda Guerra Mundial hasta Vietnam y ahora en incluso en América Central ¿Tu propio trabajo [00:51:30] va a continuar en esta área? ¿Eres un reportero de seguridad nacional?

Chris Simpson Estoy trabajando en un nuevo proyecto que se relaciona con los Archivos de la Comisión de Crímenes de Guerra de las Naciones Unidas, que tocará algunos de estos los mismos problemas. Pero creo diferentes personas aún tienen mucho por hacer. Realmente no soy la única persona que ha hecho una contribución en este campo. Hay otra media docena de periodistas que han estado muy activos escribiendo [00:52:00] sobre esto por un tiempo.

Creo que algo pequeñito, que vale la pena considerar aquí, es ¿qué pasa con el argumento por lo que tuvimos que hacer esto? ¿Qué pasa con el argumento de que, “Bueno, tal vez no nos agradan los nazis, pero el mundo no es un lugar agradable, y a veces haces algunas cosas con personas desagradables”? Es una buena pregunta. A mi parecer-: ¿cuánto tiempo tenemos, solo segundos?

Alan Fong Dos minutos.

Chris Simpson Bueno, está bien. Me parece que si vas a argumentar que [00:52:30] teníamos que hacer esto, que tuvimos que contratar a estos nazis y colaboradores, entonces tienes que mostrar algo que ellos realizaron que no podíamos encontrar en ningún otro lado; algo que ellos realizaron que era tan valioso que justificó dejar de lado las tradiciones básicas, incluso hasta las leyes de nuestro país. El hecho del asunto es, que eso no existe. En otras palabras, estos programas, aun cuando dejas de lado cualquier objeción [00:53:00] moral al contratar de nazis, incluso cuando pones a un lado cualquier crítica política del anticomunismo extremo, cuando lo dejas todo a un lado y miras, simplemente, lo que ellos hicieron. No produjeron mucho. En el caso de Klaus Barbie, aquí hay un tipo que fue jefe del Gestapo en Lyon, Francia. Deportaban a niños judíos a campos de exterminio. Supuestamente él era alguien que solamente teníamos que tener.

Su dossier, gran parte de su dossier está abierto hoy; puedes ver [00:53:30] lo que el realizó. ¿Qué obtuvo él? Recolectó folletos en las reuniones comunistas, folletos que se repartían en las calles. Él se acercó con una lista de miembros de una organización de izquierda en una ciudad pequeña en Alemania. Recogió chismes del día que eran actuales entre los grupos de emigrantes de derecha. Ese es el tipo de cosas que recibimos de esta gente.

Alan Fong Además de la información errónea.

Chris Simpson Sí, correcto, correcto; como en el caso Gehlen.

Alan Fong Christopher Simpson, nuestro invitado en KPFK, [00:54:00] Soy Alan Fong. Hemos estado hablando del último libro de Chris, titulado Blowback: America's Recruitment of Nazis and Its Effects on the Cold War, (Retroceso: Reclutamiento de nazis en los Estados Unidos y sus efectos en la Guerra Fría) es una publicación de Weidenfeld & Nicolson, un grupo con sede en Nueva York. Te agradecemos mucho y esperamos tenerte aquí de nuevo.

Chris Simpson Bueno. Ha sido un placer.

Image: 2017-12/22699776.jpg

Written by OurHiddenHistory on Saturday December 16, 2017

Permalink -

Recent Pages

Pages overview »

Recent Entries

Entries overview »

Recent Showcases

Showcases overview »